lunes, 6 de julio de 2015

Los 10 Alimentos más sanos para el Corazón




Los 10 alimentos más sanos para el corazón

Según la medicina china el verano es la estación del corazón. Ahora hay que cuidarlo y prestarle más atención.




El verano es la estación del crecimiento y la maduración; la estación del elemento fuego; del entusiasmo, la vitalidad y la energía. 

Según la medicina china, el verano es la estación del corazón, nuestro gobernante, el motor de nuestro cuerpo y de nuestra vida, incansable trabajador que sirve a las necesidades de cada célula bombeando diariamente 12.000 litros de sangre a los pulmones. Prestémosle atención y cuidados.

Te sugerimos descanso, una adecuada y cardiosaludable alimentación, y unos ejercicios y deportes sanos, respetando el estado de tu corazón. 

Además queremos hablar de la necesidad de “escuchar al corazón”, algo importantísimo para hallar respuestas a nuestras preguntas y para hallar una guía en las encrucijadas que se nos presentan a lo largo de la vida. 

Para ello, el corazón debe trabajar conjuntamente con la mente racional, para que, desde ese equilibrio, podamos tomar decisiones acertadas. 

Lo que decida la mente analítica, sin corazón, puede llevarte a una vida demasiado fría, sin pasión ni ilusión; por el contrario, las decisiones o impulsos derivados solamente del corazón, pueden ser gratificantes pero quizá no del todo beneficiosas. La clave está en el equilibrio.

D i e t a  d e  v e r a n o

Debe ser fresca y ligera, para mantenernos también frescos y ligeros, en la que predominen frutas, zumos, verduras, ensaladas de todos los colores, y además, frutos secos, cereales, y algún lácteo.
Carbohidratos, legumbres, carnes o pescados, también pero en menor proporción. 

Además, conviene aumentar el consumo de los siguientes alimentos por ser sanos para el corazón:

1.- Los aguacates con sus ácidos grasos monoinsaturados, es decir cardiosaludables.
2.- Los plátanos.
3.- Las uvas negras, ricas en antioxidantes como flavonoides, antocianos y resveratrol.
4.- El ajo y la cebolla.
5.- La remolacha y las zanahorias.
6.- Los frutos secos como las cardioprotectorasnueces y las almendras (11 al día pueden reducir el colesterol en un 14%).
7.- El chocolate negro.
8.- El yogur.
9.- La miel.
10.- El aceite de oliva, que reduce el colesterol malo, eleva el bueno y reduce la hipertensión arterial.

Si, como decíamos antes, el corazón es el motor de nuestro cuerpo, necesita aceite, y el mejor es nuestro oro líquido: el aceite de oliva virgen extra, pero con moderación, porque al ser una grasa en exceso puede engordar.

Y en cuanto a las bebidas más cardiosaludables, contamos con el vino tinto(una copita o dos al día) que mantiene limpias y flexibles nuestras arterias, y el té verde que reduce riesgos de accidentes cardiovasculares.

Existen además dos suplementos alimenticios más que recomendables para todo el organismo y en concreto para el corazón: la levadura de cerveza y el germen de trigo.

Para no amargarte las vacaciones, no diremos nada sobre reducir la sal, el azúcar o los quesos grasos; ni sobre cuidar el hígado, no beber alcohol, no comer pescaíto frito ni paellas llenas de grasa… 

Pero sí te aconsejamos que añadas cúrcuma a la paella, un colorante natural que te ayuda a digerir las grasas.

E j e r c i c i o   f í s i c o

El ejercicio físico adecuado para esta estación, es simplemente, el que te apetezca; el que te haga disfrutar, el que te relaje, si quieres, o el que te haga sudar si quieres. 

Lo único que tienes que tener en cuenta es el estado de tu corazón. 
No fuerces la máquina, y utiliza tu sentido común. 

En verano tienes todas las opciones para practicar todos los deportes de agua que se te ocurran, o de aire como el parapente o de playa, de tierra, de arena como el voley-playa o las palas, o simplemente el “Earthing

D e s c a n s o,  p a c i e n c i a y  t o l e r a n c i a

Otra cosa que hay que recordar es que en verano pasamos mucho más tiempo con la familia, la pareja, los hijos, y quizá también con la suegra. 

Conviene armarse de paciencia y de tolerancia; permitirse momentos de cierta soledad, para descansar de todo y de todos, para recargar pilas y desconectar; para aprovechar al máximo esta estación y para divertirse. 

No queremos ser aguafiestas, pero también es momento para prepararse de cara a la vuelta al cole y al curro, y prevenir la depresión post-vacacional. Pero en fin, vivamos el presente, y disfrutémoslo.
____________________________________________________________
* Mónica Domingo es diplomada en Naturopatía,Nutrición y Dietética, y Terapias Manuales.


7 grandes ventajas de aprender ajedrez desde la infancia